LA DISCRIMINACION

Anteriormente habíamos visto el tema “LOS PREJUICIOS” en el Posted on February 1, 2014 ”, Los prejuicios y la discriminación está muy relacionados. La finalidad de tratar este tema es distinguir entre excluir una persona para protección de uno mismo y de nuestras familias, que es muy diferente a lo que se refiere de igualar los derechos, la legalidad, la equidad, etc., de todas las personas que conforman nuestro mundo sin discriminar.

Apareincia-4

Para esto, veamos algunos conceptos básicos, la primera impresión de una persona se le conoce como “efecto halo”, que es lo que se refiere a lo que pensamos de una persona al momento de conocerla, es decir todo aquello que nos llama la atención.

Por medio del contacto visual nuestro cerebro procesa en milésimas de segundos la información de lo que tenemos almacenado de las diferentes personas que hemos conocido durante toda nuestra vida, estas impresiones son lo que hemos visto o vivido, pueden ser agradables o desagradables, según el conjunto de detalles que podemos observar tales como el género, características faciales o físicas, la estatura, la forma de caminar, la vestimenta, el color de piel, el pelo, el peinado, los ademanes, los tatuajes, los zapatos, el timbre de voz, el perfume, si presenta capacidades diferentes, etc., esto suele darse en los primeros de 10 a 30 segundos, tiempo suficiente como para dar un vistazo de su perfil , decidiendo en un instante si sus aptitudes y capacidades se requieren para el perfil que se necesita por ejemplo: cubrir un puesto de trabajo, para ocupar un lugar en la elección de algún deporte, escoger una amistad, para impartir un determinado entrenamiento, etc.

Apareiencia-9

Cuando nuestras impresiones son de cosas molestas, irritantes, repulsivas, fastidiosas, desagradables, lo que hace nuestro cerebro es actuar de acuerdo a la información que tenemos almacenada, según sean nuestras impresiones actuamos de acuerdo a ellas, guardando distancia, tomamos una actitud defensiva o de protección, alejándonos de esa (s) persona(s ), nos despedimos de esa persona, nos retiramos de determinado lugar, de todo aquello que nos sirva de aviso, advertencia o indicio de dañar nuestra integridad física, emocional o psicológica de nosotros o de nuestra familia.

Por ejemplo, a las empresas les interesa contratar a personas capaces y talentosas para realizar un determinado trabajo, a los equipos deportivos les interesa personas de alto rendimiento físico; los estudiantes son muy buenos para evaluar cuando se presenta por primera vez un profesor y pueden distinguir entre si va a ser bueno impartiendo su cátedra o no, etc., esto es algo muy normal que hacemos en el campo empresarial, laboral, deportivo, de amistades y que nos ha ayudado a sobrevivir como especie, la mayor parte de veces estas suelen ser asertivas.

Apariencia-13

Con este proceso obtenemos la información necesaria para saber su sexo, edad, estado de ánimo, tipo de trabajo o profesión, deporte que realiza, etc.

Causar una buena impresión es resaltar nuestras mejores cualidades, mostrar lo mejor de nosotros, lo cual hacemos para mantener los aspectos positivos que tenemos sin estar por encima de nuestra forma de ser que no debe considerarse como aparentar o engañar alguien que no somos, más bien es una actitud positiva de acuerdo a las circunstancias y que todos lo hacemos, por ejemplo, conocer la familia política, entrevistas de trabajo, asistir a un evento especial, realizar algún deporte, una cita de negocios, una cita amorosa, etc. Lo siguiente es un claro ejemplo de atribuirles características personales con la serie de detalles que nos llaman la atención.

Apariencia-0

Lo que una persona o grupo tenga de esta impresión será comprensible pero no realista, una mala impresión haga lo que haga la persona sus esfuerzos siempre serán inútiles. Y como no hay una segunda oportunidad en decisiones que se toman de forma inmediata, siempre será lo que a nuestro juicio pensamos.

Apariencia-4

No siempre todo lo que parece es cierto, todo depende del tipo de mentalidad que tengamos “uno ve lo que quiere ver”, y lo apresurados que somos en dar una opinión sobre un asunto.

Albert Einstein daba la apariencia de estar loco. Existen, como él, significativos gigantes de la humanidad, aunque sus apariencias nos engañen.
Cuando entró como inmigrante a los Estados Unidos, huyendo de la Alemania Nazi por ser judío, el oficial de inmigración le preguntó de qué raza era, el humildemente respondió: “de la raza humana”… El funcionario seguramente no entendió la magnitud de su respuesta.

Que enorme fuerza tenía el aparente “debilucho” de Mahatma Gandhi y que obra tan descomunal la que realizó la “insignificante” monjita, Madre Teresa de Calcuta.

El dilema es: ¡Ser o aparentar ser! Mahatma parecía débil y era fortísimo. Einstein loco y era el ser más racional que haya existido. Pero los dos se vestían como los demás y aceptaban las normas sociales.

Por el contrario si alguien nos causa buena impresión en los primeros segundos todo lo que averiguamos y verifiquemos sobre la persona, reforzará lo que nos parece de ella.
Como dice un dicho “el hábito no hace al monje”, pero lamentablemente vivimos en un mundo donde las apariencias sí importan.

Apariencia.

Solemos condenar a las personas en forma apresurada según nuestro propio juicio es esto lo que hace que perdamos objetividad. Esto no es de extrañarnos porque a lo largo de la historia de la humanidad nuestra apariencia ha servido para mostrar nuestras mejores cualidades para conseguir un trabajo, realizar un negocio, tener un amigo, tener una novia, etc. además de que una buena apariencia, es síntoma de tener una buena autoestima , estabilidad emocional y es la adecuamos a las circunstancias en que nos encontremos. No es lo mismo vestirse para ir a trabajar, que para ir de excursión o para realizar algún deporte.

Apareincia-15

Todos experimentamos este tipo de percepción o emoción de ambos lados. Muchas veces descartamos a las personas por la primera impresión que tuvimos o hemos sido rechazados por nuestra primera impresión que mostramos. La serie de características únicas que nos distinguen es el resultado de nuestra apariencia física.

Victor hugo

No decimos lo que pensamos cuando por primera vez conocemos a una persona, pero si actuamos de acuerdo a nuestra primera impresión sobre esa persona, los prejuicios, discriminación y racismo son pensamientos de alguna vivencia que nos hace proyectar conductas de rigidez, miedo, odio en cambio si nuestros pensamientos son más objetivos posiblemente serán impresiones que no nos causen ninguna emoción negativa y tal vez nos generen emociones positivas de simpatía, afinidad o cordialidad.

Apariencia-2

Cuando nuestro sentir es exagerado, rígido se deforma la objetividad dando lugar a la discriminación basada en nuestra conducta, en el prejuicio. Esto lo usamos para simplificarnos la vida.
Por ejemplo, discriminamos a razas, el género, la apariencia, etc. Los prejuicios, la discriminación y la ignorancia proyectan lo que internamente guardamos muchas veces creadas por uno mismo y otras por la opinión de otras personas. Todo lo que pueda hacer una persona, como ya estamos predispuestos con nuestros prejuicios internos, todo lo vemos con nuestro color, no se van a quitar los prejuicios, la discriminación y la ignorancia pero si se puede disminuir mediante verificaciones, información realmente objetiva no subjetiva.

Estos problemas internos equivocadamente los desplazamos y proyectamos en una persona o grupo de personas cuando es en nosotros en donde está el verdadero reto que tenemos para poderlos solucionar.
Permitirse en la incertidumbre que los pensamientos afloren en la mente y no luchar contra ello, dejar fluir los pensamientos, poder expresarlo, permitirnos que vengan esas fantasías no tenerles miedo, un pensamiento no es acción, no luchar dejar que fluyan solo son pensamientos. Si las dudas las dejamos de alimentar se mueren, es mejor permitirnos un poco de incertidumbre, pensar algo no es hacerlo.
Observarlo, así como viene que se vaya. Ignorarlo, no preocuparse y dejar que fluya, no confundir el pensamiento con la acción, darnos permiso de esa sensación de certidumbre y ansiedad va a hacer que lentamente pierda fuerza.

Sencillo frase zen

Por ejemplo la inteligencia social juzga por la apariencia física, las personas atractivas son inteligentes, les prestan más ayuda, tienen más probabilidad de ser contratadas, en ambos sexos. Las expectativas cuando se habla mal de alguien que no conoces, se predispone a tener una mala impresión cuando la conozcas, si te hablan bien tendrás una buena impresión.

Nuestra motivación no solo ve lo que esperamos, sino lo que queremos ver, las personas desconfiadas, interpretan del peor modo posible la conducta de los demás, ese estado de ánimo influye cuando conocemos a una persona.
A través del tiempo puedes confirmar o cambiar esa primera impresión, pero antes de sacar una conclusión válida de alguien, tenemos que tomar en cuenta que ni su vestimenta, ni sus gustos, ni lo seria o sonriente, ni lo que se digan o piensen otras personas hacerca de alguien, es la realidad, este tipo de factores tan solo una idea de lo puede ser, a veces estas apariencias muestran solo una máscara para ocultar lo que es interiormente, porque aún pasando mucho tiempo no se llega a conocer totalmente a una persona.
Otras veces, cuando se tiene angustia que al otro le va bien, se empieza a descalificar a alguien, pero esto no es discriminación, ni racismo o prejuicio a esto se llama envidia.

Cuando tenemos inseguridad interior y frustración la desplazamos o proyectamos esa rigidez, odio, miedo en una persona o grupo, mientras no veamos o reconozcamos las partes malas de nosotros y aceptemos esas sombras inmaduras y psicológicas no dejaremos de perseguir a los demás, seguiremos creando estereotipos deformados y exagerados de nuestros juicios y previas ideas sin corroborar.

Es normal que tengamos temor de lo que no conocemos es por eso que nos apresuramos a sacar conclusiones, y que a medida de nos informamos, nos damos tiempo para conocer y disminuye nuestro nivel de discriminación y prejuicio.

Aparriencia-12

No estamos para satisfacer las expectativas de los demás ya que existen otro tipo de problemas internos por el cual las personas descalifican y se generan la ilusión de ser mejores por su habilidad de manipular y engañar, veamos como lo describe Bernardo Stamateas:

Para terminar disfrutemos esta bella poesía “Antes de amanecer”

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to LA DISCRIMINACION

  1. I love what you guys are up too. Such clever work and exposure!
    Keep up the very good works guys I’ve incorporated you guys
    to my own blogroll.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s