BABA VANGA

Vangelia Pandeva Dimitrova (1911-1996), mejor conocida como Baba Vanga, nació en Strumica (Bulgaria), fue profeta, mística, clarividente, herborista y curandera. Ha sido una de las grandes videntes del siglo XX.

La fama de esta mujer búlgara creció a tal nivel que llegó a asesorar a la máxima autoridad de su país y ser parte de un centro de inteligencia paranormal

Creando el gobierno búlgaro el Instituto de Sugestiología y Parapsicología . En 1966, Vanga se convirtió en la primera psíquica del mundo en ser contratada como funcionaria pública, al trabajar para esta Institución. A partir de 1967 fue funcionaria de en el Instituto de Sugestología que había fundado la academia búlgara de las ciencias.

Se construyó un edificio aislado en la zona de Rupite, a unos 50 kilómetros de Petrich, para investigar las facultades visionarias de Vanga. Las investigaciones sobre las profecías de Vanga, especialmente las que ayudaban a encontrar familiares desaparecidos, alcanzaban una “cuota de acierto” del 80%, mientras que la del resto de videntes no sobrepasaba el 20%.

El Estado se hizo cargo del desarrollo de su actividad y según afirman sus familiares, este recaudaba el dinero percibido diariamente de aproximadamente 100 personas. En los años 80 era casi imposible acceder sin relaciones a la vidente, oficialmente el tiempo de espera era de un año. Durante los últimos años de comunismo, especialmente a las élites del partido, de la Intelligenzija y personalidades de la capital les gustaba dejarse ver en público con Vanga.

“Wiesler Field Guide to the Paranormal” señalan que ella predijo la desintegración de la Unión Soviética, la fecha de la muerte de Stalin, los ataques del 11 de septiembre, entre otros.

Vanga era analfabeta o medio analfabeta. No escribió ningún libro ella misma. Era difícil entender lo que decía porque hablaba un dialecto. Tanto es así que los videos más recientes sobre ella están subtitulados para la audiencia búlgara. Lo que dijo fue grabado por empleados. Luego se escribieron numerosos libros de esoterismo sobre la vida y predicciones de Vanga.

Vanga afirmaba que sus extraordinarias habilidades tenían que ver con la presencia de criaturas invisibles, pero no podía explicar claramente su origen. Decía que aquellas criaturas le daban información sobre la gente que podía transmitir porque la distancia y el tiempo no tenían importancia. Según Vanga, podía ver la vida de cualquier persona que estuviera ante a ella como si fuera una película, desde el nacimiento hasta la muerte. Pero estaba fuera de su alcance cambiar “lo que estaba escrito sobre la generación”.

Sus seguidores creen que sabía exactamente la fecha de su propia muerte, y poco antes de morir dijo que una niña ciega de 10 años que vivía en Francia iba a heredar su don y que pronto la gente oiría hablar de ella.

Sus poderes paranormales comenzaron a tener fama, y durante la II Guerra Mundial, multitud de gente comenzó a llegar a su casa preguntando por la suerte de sus seres queridos.

Baba pronto se convirtió en una eminencia en los países del Este, siendo protegida por el régimen comunista y visitada por altos dignatarios, presidentes y alta sociedad del bloque comunista.

Quizás por el hermetismo del bloque del Este su fama no alcanzó las cotas esperadas hasta la actualidad, en la que varios documentales rescatan su vida y su fama ha sido incrementada por noticias acerca de sus predicciones, aparecidas en diarios de máxima fama mundial como “The Washington Post”.

Nació prematuramente, por lo que no se le dio un nombre hasta no estar seguros de que sobreviviría. Su nombre, Vangelia, viene de Vangelis: “Heraldo de la buena noticia” o “Mensajero”.

Su padre fue reclutado en la armada búlgara durante la Primera Guerra Mundial, y su madre murió poco después, así que Vanga dependía del cuidado y la caridad de los vecinos y amigos de la familia durante gran parte de su juventud.

Después de la guerra, Strumica emigró desde Bulgaria a Serbia. Las autoridades serbias arrestaron al padre, a causa de su actividad pro-búlgara. Le confiscaron todos sus bienes y la familia cayó en la pobreza durante muchos años.

Su padre, al ser un viudo, con el tiempo se volvió a casar, la mujer de su padre se convirtió en la madrastra de su hija.

Su vida cambió radicalmente cuando Baba tenía 12 años quedó ciega de muy joven, según contaba ella misma, un tornado la arrastró unos cientos de metros haciéndole perder el sentido, cuando fue encontrada, la tierra y pequeñas piedras que habían impactado su cara, ningún medicamento consiguió curarla. Solo había dinero para una operación parcial, así que fue perdiendo la vista y cuatro años después quedó completamente ciega, pero al mismo tiempo empezó a ver lo que nadie más veía.

En 1925 llevaron a Vanga a un colegio para ciegos en la ciudad de Zenum (Serbia), donde estuvo tres años y se la enseñó a leer en Braille, a tocar el piano, así como a tejer, cocinar y limpiar. Tras el fallecimiento de su madrastra tuvo que volver a casa para cuidar de sus hermanos pequeños. Su familia era muy pobre, y ella tuvo que trabajar todo el día.

En 1939 una inflamación de la pleura la tuvo al borde de la muerte, de hecho fue desahuciada por la medicina, aunque su sanación fue milagrosa, rápida y sin complicaciones.

Vanga comenzó a profetizar a la temprana edad de los 16 años, hacia predicciones sobre neo-natos o bebés que todavía no habían nacido. Decía “hablar” con gente que había fallecido hacía siglos. Vanga hablaba del futuro, aunque no le gustaba. Según sus propias palabras, dentro de 200 años el hombre entrará en contacto con hermanos de mente de otros mundos. Dijo que muchos extraterrestres han estado viviendo en la tierra durante años. Provenían de un planeta que en su idioma se llama Vamfin y es el tercer planeta desde la Tierra.

En 1940 su padre falleció Y durante la Segunda Guerra Mundial Vanga atrajo a más creyentes-un número de personas que la visitaron con la esperanza de obtener una pista sobre si sus familiares estaban vivos, o buscando el lugar donde murieron. El 8 de abril de 1942, el rey búlgaro Boris III la visitó.

El 10 de mayo 1942 se casó con Gushterov Dimitar Vanga, un hombre de una aldea cercana a Petrich, que había venido pidiendo a los asesinos de su hermano, pero tuvo que prometer no buscar venganza.

Poco después de casarse, Dimitar y Vanga se mudaron a Petrich, donde pronto se hizo conocida. Dimitar más tarde fue reclutado en la armada búlgara y tuvo que pasar un tiempo en la región del norte de Grecia que entonces Bulgaria se había anexionado. Contrajo una enfermedad en 1947, se sumió en el alcoholismo y falleció el 1 de abril de 1962.

Aparte de profetizar, Vanga se creía curandera, pero sólo a través de las hierbas medicinales. Según ella, la gente tenía que curarse sólo con hierbas del país en el que vivimos Ella recetó un lavado con una infusión de hierbas y especias, alegando algún efecto beneficioso sobre la piel. Vanga no se opuso a la medicina de corriente, aunque ella pensaba que la toma de medicamentos demasiado es mala, porque “se cierran las puertas, a través de la restauración del organismo por parte de la naturaleza del equilibrio mediante el uso de hierbas.”

Vanga era ampliamente conocida por estar cerca del gobierno de Todor Zhivkov y en varias ocasiones, ella apareció en la televisión pública con él y otros altos funcionarios del Partido Comunista.
Los escépticos le acusan de hablar demasiado ambigua, lo que sugiere que cualquier pensamiento críptico puede aplicarse a un acontecimiento histórico futuro, tarde o temprano.

Vanga es conocida por haber sido grosera con las personas a quienes ella consideraba malas y pecaminosas.

Los creyentes piensan que a veces Vanga intencionalmente ocultó información, sobre todo las malas noticias, a las personas afectadas. Esto se atribuye a su filantropía y este hecho es confirmado por sus parientes. Vanga dijo que no está permitido revelar ciertos hechos a nadie.

A finales de los años 40 tuvo que adaptarse a las nuevas reglas sociales del régimen comunista, que aspiraba a la modernización y homogeneidad nacional. Las estructuras locales del partido intentaban impedir su actividad y la policía la vigilaba. Atrapada entre la espada y la pared con la policía y su marido por un lado y los humildes consultantes por otro, sufrió una crisis y terminó por anunciar profecías sin ton ni son.

En 1950 La vidente de Petrich era según parece la persona más querida de la región y era tan conocida que venía gente de toda Bulgaria a consultarla. Cuando su marido murió en 1962 cesaron la presión de la familia así como el control por parte de la policía.

En los años 60 cambiaron notablemente las condiciones en las que Vanga podía ejercer sus actividades. Cada vez eran más las personas con formación y de la nueva Intelligenzija socialista de toda Bulgaria y de más allá de sus fronteras quienes se interesaban por ella.

Un año después del cambio político, la vidente dio a conocer su deseo de que se construyera un iglesia, con el nombre de Sweta Petka Balgarska (Santa Petka la Búlgara). Vanga murió el 11 de agosto de 1996 de cáncer de pecho en Sofia. Su funeral congregó a una gran multitud, incluso a varios mandatarios.

El último deseo y para cumplir con el testamento de Vanga, su casa Petrich se convirtió en un museo, que abrió sus puertas a los visitantes, el 5 de mayo de 2008.

Ella continuó siendo visitado por dignatarios y plebeyos. Después de la Segunda Guerra Mundial, los políticos búlgaros y los líderes de las diferentes repúblicas soviéticas, incluso Leonid Brezhnev, buscaban su consejo; en la década de 1990, se construyó una iglesia en Rupite por Bogdan Tomalevski con el dinero dejado por sus visitantes. Vanga murió el 11 de agosto de 1996 del cáncer de mama. Su funeral atrajo a grandes multitudes, incluyendo a muchos dignatarios.

A principios de agosto de 1976, apenas dos meses antes de su muerte, Silvana Armenulic estaba de gira en Bulgaria y decidió aprovechar la oportunidad de reunirse con Baba Vanga. La reunión fue desagradable. Vanga sólo se sentó y miró por una ventana, de espaldas a Silvana. Ella no dijo nada. Después de mucho tiempo, Vanga finalmente habló: “Nada Usted no tiene que pagar No quiero hablar con usted. Ahora no debe irse y volver en tres meses…..” Como Silvana se dio la vuelta y caminó hacia la puerta, Vanga dijo: “Espere de hecho, usted no será capaz de llegar Vaya, vaya Si usted puede regresar en tres meses, que lo hagan….” Silvana tomó esta como confirmación de que iba a morir y se fue a casa de Vanga en lágrimas. Armenulic murió dos meses después, 10 de octubre de 1976, en un flechazo coche con su hermana Mirjana.

Vanga incorrectamente predijo que la final de la Copa Mundial de 1994 se jugó entre “dos equipos que empiezan por B”. Algunos dicen que ella predijo que de esa manera debido a la pena de que no se le dió Bulgaria. Un finalista fue Brasil, pero Bulgaria fue eliminado por Italia en las semifinales., de acuerdo a los amigos cercanos, Vanga No era el tipo de expresar predicciones que veía si fueran catastrófica porque sabía que el caos que se produciría en torno a los que ella dijo. Los testigos y amigos cercanos también afirman que ella nunca hizo tales profecías, y de hecho cuando se le preguntó afirmó que no habrá una Tercera Guerra Mundial Sin embargo, después de que Corea del Norte -. Una nación nuclear – atacó a Corea del Sur el 23 de noviembre 2010, hubo un aumento en el interés internet sobre Vanga relativa a esta supuesta profecía.

Un intento reciente de resumir de manera sistemática el conocimiento existente sobre Vanga se hizo en el documental Vanga:” El mundo visible e invisible”. La película incluye entrevistas con algunas de las personas que se reunieron Vanga en persona, incluyendo Sergey Medvedev (prensa secretaria de Presidente de Rusia Boris Yeltsin en 1995-1996; Sergey Medvedev visitó Vanga como enviado de Yeltsin tras la petición de Vanga conocerla), Neshka Robeva (gimnasta rítmica de Bulgaria y el entrenador), Sergey Mikhalkov (Soviética y escritor ruso, autor de la Unión Soviética himno), Nevena Tosheva (director del primer documental sobre Vanga), Kirsan Ilyumzhinov (Kalmyk empresario multimillonario y político). Según el documental, Baba Vanga predijo segunda victoria electoral de Yeltsin en 1995 y le advirtió sobre su afección cardiaca.

Varios investigadores han estudiado el fenómeno de Vanga en el intento de establecer si ella tiene ninguna capacidad extraordinaria. Uno de los primeros estudios fue iniciado por el gobierno búlgaro y se describe en el 1977 la película Fenomen dirigida por Nevena Tosheva. Psiquiatras búlgaros prominentes Nicola Shipkovensky y Georgi Lozanov también estudiaron las capacidades de Vanga. Según se informa, algunos de los estudios concluyeron que alrededor del 80% de las predicciones de Vanga resultó ser exacta.

Baba Vanga en la cultura popular, Vangelia, 12-episodios de la serie de televisión biográfica con elementos de misticismo, fue encargado en 2013 por el Canal Uno Rusia.

Supuestas predicciones del clarividente, especulaciones políticas con ellos y sus críticas siguen apareciendo en los medios de comunicación en los diferentes países y en diferentes idiomas.

Su imagen es muy popular en los Balcanes y en Rusia. Publicaciones rusas relacionadas con la misteriosa profetisa son numerosas. “La Gran Enciclopedia de Vanga” es un proyecto en línea de Rusia, dedicada a ella.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s