LAWRENCE ANTHONY (PARTE I)

Lawrence A

El objetivo de este tema es mostrar que la única forma para poder acceder a la conexión que nos une a todos los seres vivos, que trasciende al intelecto humano es el “Amor”, como nos mostro el caso ocurrido en el fallecimiento de Lawrence Anthony.

El amor

Lawrence Anthony conocido como “El hombre que susurraba a los elefantes” o “El encantador de elefantes”. Nació el 17 de septiembre de 1950 en Johannesburgo. Su padre fundó una empresa aseguradora que heredó Anthony. Sin embargo en la década de 1990 decidió dedicar su vida a la conservación, protección, rehabilitación, rescaté y salvación de animales salvajes y de especies en peligro de extinción.

Anthony-8

Su situación económica le permitió afrontar los cuantiosos desembolsos que originaban las operaciones de salvamento de animales, adquiriendo 5,000 acres en “ Thula Thula Game Reserve en Zululand Sudáfrica”

Zululand

Tuvo varias hazañas grandiosas como el rescate de los animales del Zoológico de Bagdad durante la invasión norteamericana de 2003, diciendo: “no podía apartar de mí la imagen de los animales muriéndose en sus jaulas”. Así que en Abril de 2003 en plena invasión de Irak, Anthony llego a colaborar para el rescate y salvación de los pocos animales que habían sobrevivido al conflicto (35 de los 650 censados en el zoológico de Bagdad).

Dromedario

Estos pocos animales sobrevivientes se encontraban en un estado tan lamentable que su primer pensamiento fue poner fin a sus sufrimientos acabando con su vida. Sin embargo, sacando recursos de donde pudo en una ciudad devastada por los combates, logró mantener vivos a la mayoría de los supervivientes y organizar su evacuación. Por esta acción recibió la medalla al valor de la Tercera Compañía de Infantería del Ejército de Estados Unidos.

León

Otra gran proeza fue lo que aconteció en 2006, logró convencer a dos grupos que luchaban durante la guerra civil en la República Democrática del Congo para que cesaran los combates y rescataran a los cuatro rinocerontes blancos que deambulaban por la zona, solo quedaban estos ejemplares de su especie, que no habían sido víctimas de la guerra.

Anthony-6

Sus experiencias en el rescate de animales le dio material suficiente para escribir tres libros:

Babylon’s ark: the incredible wartime rescue of the Baghdad zoo (El arca de Babilonia. El increíble rescate del zoológico de Bagdad durante la guerra).

Babylon

The last rhinos (Los últimos rinocerontes)

Rhinos

Y el best-seller The Elephant Whisperer, (El encantador de elefantes).

Libro Elephant

Para el año de 1999 recibió una llamada telefónica de la organización “Bienestar Elefante”. En su reserva de 600 millas habitaba una manada de elefantes salvajes que se habían vuelto problemáticos, los elefantes tenían la tendencia de salirse de la reserva, ocasionando grandes problemas y desastres.

Conociendo la labor a la que se dedicaba Lawrence Anthony, la organización decidió llamarle para saber si él podía estar interesado en la adopción de la manada.

Anthoy-7

Los elefantes tenían una tendencia a salir de las reservas y los propietarios querían deshacerse de ellos rápidamente. Le dijeron “Si no los aceptas, les dispararemos.”

‘¿Por qué yo?’, Preguntó Anthony

” He oído que tiene una especial habilidad con los animales. Usted es el adecuado para ellos. O tal vez son perfectos para ti. ”

Anthony7

Lo que siguió fue desgarrador. Una de las hembras y su bebé fueron muertos a tiros, tratando de evadir la captura, a los que estaban dentro del remolque los golpeaban brutalmente y los sedaban para calmarlos.

Para poder salvarles la vida, se fue a vivir con la manada, al llegar a conocerlos mejor a cada uno de ellos, alimentándolos y cuidándolos, Anthony llegó a convertirse en parte de la familia.

Anthony-2

Veamos el siguiente enlace “Rehabilitación de los elefantes de Lawrence Anthony”

Gracias a su prodigiosa memoria, son capaces de reconocer a que individuo de la manada pertenece un determinado cadáver o resto fósil mientras interrumpen su camino en sus largas migraciones en busca de agua. Suelen tener un destacado interés por los restos óseos oliéndolo o tocándolo con los colmillos y las patas. Se suelen quedar muy quietos, en silencio y tensión, pero después se acercan a los huesos y los tocan con mucha delicadeza, suelen coger el cráneo y los colmillos y permanecen rindiendo duelo durante un rato.

Elefante-3

Continuara….

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s