EL DMT (LA MOLÉCULA ESPIRITUAL)

Este tema no es referente al estupefaciente psicotrópico que provoca efectos alucinógenos por droga o plantas, sino a la Dimetiltriptamina (DMT) que produce el cerebro.

Un pionero en su investigación el Dr. Rick Strassmann, llamó al DMT que produce la glándula pineal “La molécula del espíritu” debido a sus investigaciones que hizo al respecto y a los efectos que produce.

La Di-metil-triptamina (DMT) es una sustancia que sintetiza nuestro cerebro de forma natural segregada por la glándula pineal.

Es liberada en distintas condiciones como por ejemplo en la fase REM (Rapid Eye Movement en inglés)

Produce imágenes y efectos visuales del sueño. Es decir en la quinta etapa del sueño, que comienza aproximadamente 90 minutos después que nos dormimos y se caracteriza por el movimiento ocular rápido,

También es liberada durante la gestación

En las experiencias cercanas a la muerte y en la muerte.

Y en todo lo relacionado a estados naturales de la conciencia (experiencias místicas espontáneos, estados de meditación, viajes astrales).

Parte de la entrevista al Dr. Rick Strassman dice:

…. Me fui interesando en la glándula pineal como una posible fuente de algún químico alucinogéno en el cerebro. Es un órgano extremadamente misterioso y es muy pequeño. Aparentemente existe algún tipo de correspondencia visual relativo a la luz y el color en la glándula pineal.

También tiene una larga historia, en el contexto de la literatura mística. Ha sido descrito como el tercer ojo o el crown chakra y este tipo de cosas y se habla de que puede ser activado cuando se adquiere un nivel elevado de conciencia mística.

(Dar un click a la imagen para expandirla)

Y uno de los aspectos interesantes del desarrollo pineal es que aparece en el embrión humano exactamente a los 49 días de gestación, y 49 días es también el tiempo que los monjes tibetanos creen que tarda un alma en reencarnar de nuevo.

Esa es una coincidencia bastante interesante. También se da la diferenciación del feto en sexo masculino o femenino a los 49 días.

Así fue que me impacto toda esta correspondencia temporal, y conforme fui avanzando empecé a investigar acerca de las propiedades químicas de la glándula pineal. Y fue aparente que esta es capaz de producir un compuesto llamado DMT.

DMT significa Dimetiltriptamina, y es como el primo químico de Serotonina. Y es un químico de tipo profundamente alucinógeno. Es como si la glándula pineal tuviera todos los precursores, enzimas y bloques constructivos requeridos para producir DMT.

Así que empecé a especular si probablemente había segregaciones de DMT en la glándula pineal y por ende estimulando el cerebro bajo estados extraordinarios como aquellos de experiencias místicas espontáneas, experiencias cercanas a la muerte, y comencé a especular que probablemente también se daba en el nacimiento.

(Dar un click a la imagen para expandirla)

La glándula pineal está extremadamente bien protegida del stress, pero podemos estresarla si el stress es suficientemente alto. Los mecanismos pineales pueden ser modificados. Y obviamente, el momento de mayor stress es el momento de la muerte.

Las hormonas del stress como adrenalina y endorfina se encuentran a niveles extraordinariamente altos al momento de la muerte, y este a su vez, posiblemente estimule la salida de DMT desde la glándula pineal.

Y es así que uno puede concebir la conciencia de un individuo a punto de morir, siendo expuesto a este gran relámpago de DMT, por lo que lo último de lo se es consciente en el cuerpo es la experiencia de gran cantidad de este increíble compuesto alucinógeno.

Supongo que uno de los aspectos más inesperados de los resultados del estudio, fue la frecuencia con la que las personas describieron contactos con unos tipos de entes inteligentes, los cuales eran conscientes de esto e interactuaban con los voluntarios en un tipo de espacio extremadamente extraño.

DMT es una especie de portal para la transición del espíritu fuera del cuerpo, a mi parecer. En cierto sentido, la presencia de DMT en nuestro cerebro, en nuestra corriente sanguínea, es como una prueba de que existe una realidad espíritual.

Dr. Rick Strassman

Por último disfrutemos de esta bella canción “EL CONDOR PASA” con Plácido Domingo

Y recuerda . . .

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s