TENER LA ACTITUD DE NIÑOS

El objetivo de este tema es tener la actitud como la de los niños para poder aprender, conocer, practicar y llegar a ese estado de iluminación alcanzado por Buda, Mahoma, Moisés, Jesús, Krishna, Lao Tse, Gandhi, Jiddu Krishnamurti, Osho y otros.

Los niños cuando no saben siempre preguntan el porqué, el cuándo, el dónde y el cómo de las cosas, todo quieren saber, entender y conocer, están llenos de sueños, alegría, sencillez y espontaneidad.

Al tener una actitud positiva como la de los niños nos ayuda a entender, aprender y conocer más acerca de Dios y de todo el mundo espiritual, muchos maestros espirituales del pasado y del presente vienen con ese fin, el de enseñarnos la forma de acercarnos más a nuestro Padre Celestial y de que en nuestro corazón siempre exista amor.

Cuando solo nos enfocamos en las cosas materiales sin tener en cuenta nuestra esencia espiritual, se nos hace inalcanzable y muy lejano el mundo espiritual, ya que enfocamos nuestra atención a problemas banales y a las cosas superficiale., tal como lo describe “La canción del Destino” escrito por el poeta Friedrich Hölderlin y musicalizado por el artista alemán Johannes Brahms. Este nos muestra un paralelo en lenguaje poético entre la vida de los seres celestiales, que es pura espiritualidad imperturbable, y la existencia de los hombres, una y otra vez maltratados por la vida azarosa, enfrentados una y otra vez a un destino desconocido.

LA CANCION DEL DESTINO

¡Camináis las alturas luminosas,
genios bienaventurados, sobre un suelo muy leve!

Las brisas divinas, espléndidas,
apenas os rozan,
tal como los dedos de la artista
rozan apenas las cuerdas sagradas.

Como un niño que duerme,
inconsciente del destino,
respiran los seres celestiales;
con pureza inmaculada
en humilde capullo, eternamente,
florece en ellos el espíritu,
y sus ojos bienaventurados
contemplan en serena y eterna claridad.

En cambio a nosotros se nos niega
sitio alguno en el cual reposar;
se desvanecen y desploman
los hombres sufrientes, ciegamente,
hora tras hora,
como el agua que se precipita
de roca en roca,
ininterrumpidamente en lo desconocido.

Por último disfrutemos esta bella canción “Brahms’ Lullaby Celine Dion “

Y recuerda . . . . .

(Dar un click a la imagen para expandirla)

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s