LOS SUTRAS DE BUDA

El objetivo de este tema es dar a conocer el origen de la palabra “Sutra” y compartir los “sutras” del Dhammapada, sin poner alguna explicación de su significado puesto que cada quien lo interpreta de acuerdo a su parecer, su fin no se pretende convencer a nadie, sino invitarnos a la reflexión, al conocimiento y a la sabiduría.

ORIGEN DE LOS SUTRAS

El uso de hojas alargadas de palmera o palma denominadas científicamente como Corypha umbraculifera o como Broussonetia papyrifera, su nombre botánico de esta planta hace referencia precisamente a su función como soporte escriptorio entre la India e Indochina, de manera semejante al del papiro del Nilo.

Era una práctica común en la época de Buda escribir sobre hojas de palmeras ensartadas con un hilo.

A estos escritos se les denominaba pothi, un término, de origen sánscrito, que significa “libro”, que generalmente eran  hechos de hojas de “pattra”.

Con el paso de los siglos se fueron redactando en tabletas de madera y posteriormente en pergaminos.

Después de la muerte del Buda Shakyamuni, la mayor parte de sus enseñanzas fueron transmitidas de forma oral por sus discípulos, en todo Asia a través de la ruta de la seda.

Hasta que preocupados por los cambios paulatinos sobre el contenido de sus enseñanzas, se reunieron en un consejo para recopilar, organizar y corregir los registros orales de las enseñanzas del Buda.

En este consejo, Mahakashapa (el sucesor del Buda), tuvo un papel relevante. Los sutras fueron corregidos confiando en la memoria de Ananda, que era el que poseía la mejor memoria de entre los grandes discípulos del Buda; y los preceptos, corregidos confiando en la memoria de Upali, que se decía había sido preeminente en la práctica de los mismos entre los grandes discípulos del Buda.

Estos registros, fueron recopilados por los discípulos de Buda, que podían comprobar y verificar lo que habían oído como las enseñanzas de Buda y dar su consentimiento. La cantidad total de literatura budista se volvió tan extremadamente extensa, que por esta razón se refiere a ella como “canon budista completo”.

La palabra “sutra” en sánscrito significa “hilo de urdimbre” y “cuerda”. Literalmente era un hilo que une las cosas.

Los “sutras” son escritos filosóficos o de tradiciones orientales de hace dos mil quinientos años, sobre las enseñanzas dadas por Buda Sakyamuni, mejor conocido como Gautama o Siddhartha.

En la actualidad los diálogos, los discursos y los sermones atribuidos a las enseñanzas de Buda, forman parte del canon budista. Los seguidores de Buda las han transformado en una enorme colección de enseñanzas que se conocen como “Issai-kyo (Colección completa de las escrituras)” y “Daizo-kyo (Gran colección de escrituras)”.

El canon budista lo componen los Sutras, los Shastras y el Abhidharma. Los Sutras (hilo de urdimbre, cuerda y camino) son diálogos o sermones atribuidos a Buda, los Shastras (tratado, escrito, enseñanza) son comentarios en sánscrito sobre un sutra importante, también pueden ser un discurso independiente sobre un aspecto del budismo y el Abhidharma (acerca del Dharma, encima de la ley) son estudios y clasificaciones esquemáticas sobre los sutras budistas anteriores y comentarios sobre la Ley del Dharma.

Alrededor del año 67 d.C., cuando el budismo se transmitió a China, la palabra “Sutra” adquirió los significados de “hilo de urdimbre” y “camino”, para el año 557 hizo su entrada en Japón.

EL DHAMMAPADA (EL CAMINO DEL DHARMA)

Es una obra literaria ética, moral y espiritual de gran profundidad escrita hace unos 2.300 años de antigüedad, contiene lo esencial de la enseñanza budista en versos recopilados de materiales dispersos perteneciente al famoso Canon Pali.

“Difícil es el nacimiento como ser humano.
Difícil es la existencia de los mortales,
Difícil es escuchar el Dharma (las enseñanzas del Buda),
Rara es la aparición de los Budas en el mundo”. (El Dhammapada)

(Dar un click a la imagen para expandirla)

1.- El necio duerme como si ya estuviera muerto, pero el maestro está despierto y vive para siempre. Él observa. Tiene claridad.
2.- Atento entre los despreocupados, despierto mientras otros duermen, veloz como una carrera hípica, deja a sus competidores atrás.
3.- Así como el arquero talla y pone sus flechas rectas, el maestro dirige sus pensamientos descarriados.
4.- En este mundo el odio nunca ha disipado al odio. Sólo el amor disipa al odio. Esta es la ley, ancestral e inagotable.
5.- Tú también pasarás a mejor vida. ¿Cómo puedes pelearte?
6.- Una mente más allá de los juicios observa y comprende.
7.- El necio que reconoce serlo es muy sabio. El necio que se cree un sabio es sin duda un necio.
8.- El viento no puede agitar una montana. El elogio ni la culpa mueven al hombre sabio.
9.- Felicidad o tristeza; cualquiera que te acontezca, sigue tu camino intacto, desapegado.
10.- Aún estando en un bosque vacío él encuentra disfrute porque no desea nada.
11.- Mejor que mil palabras huecas es una palabra que aporta paz.
12.- Es mejor la conquista de uno mismo que ganar mil batallas. Así, la victoria será tuya. Ángeles ni demonios, cielo ni infierno te la pueden arrebatar.
13.- Sé diligente para hacer el bien. Si eres lento, la mente, deleitándose con su maldad, te atrapará.
14.- Todos los seres tiemblan ante la violencia. Todos temen la muerte. Todos aman la vida.
15.- Como un noble caballo rápido bajo el látigo, arde y sé veloz.
16.- El hombre ignorante es un buey. Crece en tamaño, no en sabiduría.
17.- Para enderezar lo torcido primero debes hacer algo más difícil: enderézate a ti mismo.
18.- La maldad es tuya, el pesar es tuyo. Mas la virtud y la pureza también son tuyas. Tú eres el origen de toda pureza y de toda impureza.
19.- No vivas en la distracción y los falsos sueños del mundo, fuera de la ley.
20.- Gobiérnate a ti mismo según la ley. Esta es la simple enseñanza de los que están despiertos.
21.- Aquel que desea despertar realiza sus deseos gozosamente.
22.- Vive en el gozo, en paz, aún entre los preocupados.
23.- Libérate de los apegos.
24.- Con amabilidad supera la ira. Con generosidad supera la mezquindad. Con la verdad supera la decepción.
25.- Los sabios no dañan a nadie, son maestros de sus cuerpos y se dirigen al país sin límites, van más allá de la pena.
26.- Eres como la hoja amarilla. Los mensajeros de la muerte están cerca. Vas a realizar un largo viaje. ¿Qué llevarás contigo?
27.- El no se entretiene con aquellos que tienen un hogar ni tampoco con los descarriados. No queriendo nada, viaja en solitario.
28.- Vive en el amor. Haz tu trabajo. Pon fin a tus pesares.
29.- El camino no está en el cielo. El camino está en el corazón.

30.- Todo surge y desaparece. Pero quien despierta, lo hace para siempre.
31.- Si determinas tu rumbo por la fuerza o con prisa, te pierdes el camino de la ley.
32.- Tranquilamente considera qué está bien y qué está mal. Aceptando todas las opiniones por igual, sin apresuramiento, sabiamente, observa la ley.
33.- Permanece en silencio, amoroso y sin miedo.
34.- El silencio no puede hacer de un necio un maestro.
35.- Mira hacia adentro: como asciende y desciende. ¿Qué felicidad! ¡Qué grato ser libre!
36.- Todo surge y desaparece. Una vez comprendes esto, estás por encima de la pena. Es el camino del resplandor.
37.- La existencia es tristeza. Compréndelo y ve más allá de la aflicción. Ese es el camino de la luminosidad.
38.- Controla tus palabras.
39.- Controla tus pensamientos.
40.- La muerte sorprende al hombre que aturdido y distraído por el mundo, sólo se preocupa de su rebaño y sus hijos. La muerte lo atrapa como una riada que arrasa una aldea dormida
41.- Si eres feliz a expensas de la felicidad de otro, estás atado para siempre
42.- Y ¡que largo es el camino para el viajero, errando a través de tantas vidas! Permítele descansar, no dejes que sufra, no lo dejes caer en el sufrimiento.
43.- Zazen significa estar sentado, sin hacer nada.
44.- Haz lo que tengas que hacer resueltamente, con todo tu corazón. El viajero que duda, únicamente levanta polvo en el camino.
45.- Si no puedes sosegarte, ¿qué podrás aprender jamás? ¿cómo llegarás a ser libre?
46.- Observa lo que es. Observa lo que no es. Sigues el camino verdadero.
47.- Es dulce vivir arduamente y ser dueño de ti mismo.
48.- La sabiduría es dulce y también la libertad.
49.- Sé un Maestro en todo lo que haces, lo que dices, lo que piensas Sé libre.
50.- Oh esclavo del deseo, flota con la corriente. Pequeña araña, pégate a tu tela. O si no, abandona tus pesares en el camino.
51.- Para no perturbar tu sosiego, no rechaces lo que te dan, ni tiendas la mano para tomar lo que dan a otros.
52.- Aquieta tu mente. Reflexiona. Observa.
53.- Todo lo significativo está contenido en una sola palabra: Sammasati.

(Sammasati es un término utilizado en oriente que significa: “Sé una Luz en ti mismo”.

Para terminar con esta poesía “Ojalá”

Y recuerda . . . . .

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s