EL CIELO Y EL INFIERNO

El objetivo de este tema es conocer dos historias que nos permitan reflexionar sobre lo que significa el cielo y el infierno.

La primera historia es una leyenda china que nos dice:

El cielo y el infierno

Dos amigos sentían curiosidad por saber lo que era el cielo y el infierno. Y para conocer la respuesta acudieron a la casa de un sabio para hacerle dichas preguntas. Una vez dentro le preguntaron:

-Anciano díganos: ¿qué diferencia hay entre el cielo y el infierno?…

El sabio contestó:

 -Veo una montaña de arroz recién cocinado, todavía sale humo. Alrededor hay muchos hombres y mujeres con mucha hambre. Los palillos que utilizan para comer son muy largos, son como un remo. Por eso, por más que estiran su brazo, no consiguen llevarse el arroz a sus bocas. La ansiedad y la frustración entre ellos cada vez aumentaba más.

Más tarde, el sabio proseguía:

-Veo también otra montaña de arroz recién cocinado, todavía sale humo. Alrededor hay muchas personas alegres que sonríen con satisfacción. Sus palillos son también más largos que sus brazos. Aun así, han decidido compartir y darse de comer unos a otros.

Moraleja: El cielo es ayudarnos, servirnos mutuamente, el infierno es vivir de forma egoísta.

La segunda historia se trata de un cuento Zen, que nos dice: lo siguiente:

Las puertas del cielo

Un guerrero samurai fue a ver al maestro Hakuin y le preguntó:

– ¿Existe el infierno?
– ¿Existe el cielo?
– ¿Dónde están las puertas que llevan a uno y al otro?
– ¿Por dónde puedo entrar?

Hakuin le respondió con una pregunta:

– ¿Quién eres?
– Soy un samurai – le respondió el guerrero -, un jefe de samurais.
– Hasta el emperador mismo me respeta.

Hakuin se rió y contestó:

– ¿Un samurai, tú? Pareces un mendigo.

Sintiendo su orgullo herido, el samurai desenvainó su espada y, ya estaba al punto de matar a Hakuin, cuando éste le dijo:

– Ésta es la puerta al infierno

Inmediatamente el samurai entendió. Puso de nuevo la espalda en su cinto, y Hakuin dijo:

– Y ésta es la puerta del cielo

(Dar un clic a la imagen para expandirla)

Moraleja:

El cielo y el infierno no son lugares, sino son estados de conciencia.
No tienes que morir para conocer ambos. El cielo y el infierno de cada persona está en su interior. Tú eliges en cada momento vivir en el infierno o en el cielo…
¿Qué eliges para hoy… qué eliges para este mismo momento?

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s