EL REFLEJO DEL LEON

Es un relato que ocurrió en una hermosa sabana africana, que relata la historia de un león que se había perdido de su grupo. Llevaba ya 20 días caminando de un lado para otro y no encontraba a los suyos. Tenia hambre y sed, pero también mucho miedo al verse solo.

Al encontrase con un lago de agua fresca, corrió para beber, pero al acercarse a la orilla vio sobre el agua la imagen de un león sediento.

Pensó: “El lago debe ser de ese león que acabo de ver, debo tener mucho cuidado con él”. Y entonces se retiró.

Seguía  su sed, que decidió regresar y arriesgarse, acercándose cautelosamente al lago, al llegar a la orilla allí estaba de nuevo ese león.

Pero era tanta su sed que no le importó enfrentarse al león y decidió  meter la cabeza para tomar agua, en ese momento se dio cuenta que el león desapareció y se percató que había estado viendo su propio reflejo.  Así son los miedos: desaparecen cuando los enfrentamos.

Moraleja:

La gran mayoría de los miedos al igual que el reflejo del león en el agua, reflejan nuestros propios fantasmas, cuando nos atrevemos a enfrentarlos acaban desapareciendo. No dejes que tus miedos te dominen.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s