LOS MICROPLASTICOS ¿LOS LLEVAS EN TU SANGRE?

El objetivo de este tema es conocer la presencia de microplásticos, que pueden ingresar en las células, los tejidos, los órganos, invadiendo el organismo y afectando la salud.

La contaminación por plásticos es un problema global debido a las miles de toneladas de este material invaden océanos, mares, campos agrícolas y calles, tienen efectos devastadores no solo la fauna y flora marina, sino también sobre la salud de los seres humanos.

El plástico en el medio ambiente se va fragmentando en trocitos cada vez más diminutos que atraen y acumulan sustancias tóxicas

Estos fragmentos contaminan ya todos los mares, las costas del planeta y están presentes en prácticamente todos los ecosistemas.

Los fragmentos de plástico son ingeridos por animales, incluso por seres microscópicos como el plancton, contaminando la cadena alimentaria de la que dependemos.

¿Qué son los microplásticos?

Se le llama microplásticos a partículas de plástico muy pequeñas, menores de 5 mm de diámetro, éstas se pueden encontrar en el aire, agua, suelo, animales, seres humanos y en un sinnúmero de objetos.

“Cada día estamos expuestos a residuos plásticos, tóxicos para nuestra salud; los ingerimos, bebemos, inhalamos, los tocamos, los absorbemos, nos contaminan; y si todo va bien, los excretamos”, Miquel Porta

Considerando que el 50% del peso del plástico es debido a los aditivos que le otorgan sus propiedades (dureza, flexibilidad, rigidez, color, etc.) no hay manera de saber exactamente qué aditivos son y en qué cantidades.

Dentro de este grupo de aditivos se encuentran compuestos químicos como los parabenes, bisfenoles, el oxibenzeno o el triclosán.

Los aditivos comunes del plástico son muy peligrosos para la salud aún en muy bajas dosis. Entre ellos destacan los bisfenoles, los ftalatos, el cloruro de vinilo, el estireno, los retardadores de llama y los metales pesados.

Estamos tan expuestos que se ha demostrado la presencia de BPA (Bis-Phenol A ó bisfenol A) en sangre, orina, e inclusive en leche materna de mujeres embarazadas.

Algunos ejemplos de aditivos alternativos legales son el bisfenol S y el bisfenol F.

¿Cuáles son los problemas que causan a la salud humana?

Tanto en los animales como en los seres humanos sus efectos nocivos que tienen los microplásticos, pueden ir desde las cancerígenas, cardiovasculares, enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, el sistema nervioso, las inmunosupresoras hasta las reproductivas, entre otros impactos

Algunos de los aditivos tóxicos del plástico, como el potente disruptor endocrino bisfenol A, contaminan la sangre de más del 90% de la población, incluidos los niños recién nacidos.

Hay estudios epidemiológicos que demuestran que los fenoles aumentan el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares, reducción de fertilidad y cáncer de próstata, entre otros efectos.

Pese a que estas sustancias se puedan excretar diariamente, la exposición continuada a estos compuestos tóxicos (muchos de estos disruptores endocrinos) ha sido vinculada a enfermedades como el hipotiroidismo, diabetes e infertilidad, entre otros.

Diferentes problemas ginecológicos y de fertilidad se pueden originar con estas sustancias.

“La presencia de estas sustancias de plástico en el cuerpo favorece la inflamación. Esto significa que las enfermedades inflamatorias pueden haber sido originadas por estas sustancias contenidas en el plástico. Sabemos que el cáncer se desarrolla con más facilidad si hay un proceso inflamatorio en los tejidos del cuerpo. Además, diferentes problemas ginecológicos y de fertilizado se pueden originar con estas sustancias”, afirma Miquel Porta.

Los microplásticos además de ser tóxicos son disruptores endocrinos. Esto significa que interactuan el sistema hormonal, interfiriendo con la reproducción, el desarrollo y otros procesos regulados hormonalmente.

Los ignifugantes (materiales resistentes al calor y el fuego) pueden interferir en el desarrollo cerebral de fetos y niños; otros compuestos que se adhieren a los plásticos pueden causar cáncer o malformaciones congénitas.

Incluso concentraciones pequeñísimas (partes por billón) pueden producir mutaciones graves a nivel celular en ambos sexos. Los fetos y los niños son especialmente sensibles a la disrupción endocrina.

Por su pequeño tamaño, los microplásticos que se encuentran en el aire se alojan en los pulmones, estimulando la producción de sustancias inflamatorias a nivel pulmonar y cuando son ingeridos en la comida, en las bebidas o por los recipientes plásticos que usamos en su manejo, logran pasar por el tuvo digestivo y como el organismo los desecha en las heces, en su trayecto pasan por los intestinos, a la sangre y, desde ahí, a otros tejidos y órganos.

Algunos están pensados para ser consumidos dentro de un umbral tolerable, como son las microesferas que contienen geles, dentríficos y productos de belleza. Pero otros entran en la cadena alimentaria de forma inesperada, como los microfilms o microfibras que se desprenden de la ropa al lavarla y de los envases como las botellas de plástico.

Como consecuencia, estamos asimilando microplásticos en unos niveles mucho más elevados de los que podemos controlar.

Los productos marinos son los más expuestos por la concentración de desperdicios transportados por el alcantarillado y los ríos, que se acumulan posteriormente en los océanos.

Los dos tipos más frecuentemente hallados son el polipropileno, usado en los tapones de botellas, y el plástico PET (siglas en inglés de polietileno tereftalato), presente en las botellas.

“En modelos animales, las mayores concentraciones de plástico se encuentran en el estómago e intestinos. Pero las más pequeñas de las micropartículas son capaces de penetrar en el torrente sanguíneo, el sistema linfático y de llegar incluso hasta el hígado”.Schwabl.

Así como en los riñones y en los intestinos, aumentado las moléculas oxidativas a nivel hepático y las moléculas toxicas para el cerebro.

¿Cómo podemos protegernos?

Seguir una dieta libre de plásticos

Reducir y si es posible eliminar el consumo de plástico

Evita las comidas y bebidas envasadas en plástico.
Evita usar recipientes de plástico para servir, guardar o calentar comida.
Alternativas seguras son el cristal y el acero inoxidable.

Evita los productos cosméticos o de aseo que contengan microesferas (microbeads).

No utilices film transparentes para envolver alimentos y, sobe todo, evítalo cuando vayas a calentarlos, asarlos o cocerlos.

Lleva bolsas reutilizables de tela a la compra.

Evita beber en botellas de plástico. Son una de las basuras más presentes en las playas. Utiliza el agua de grifo para rellenar  cantimplorsa con ella y llévala contigo. Y evita también los popotes de plástico.

Opta por tejidos naturales. El lavado de tejidos sintéticos libera fibras de poliéster (un plastico) al medio ambiente. De hecho, muchas partículas de microplásticos presentes en los océanos proceden de tejidos sintéticos.

Di no a la obselecencia programada en los dispositvos electrónicos. Antes de comprar uno nuevo, intenta reparar, actualizar o vender los que tienes y, si eso no fuera posible, llévalos siempre a un centro de reciclado cuando te deshagas de ellos.

Evita la comida y bebida en latas –el interior de las latas tiene un recubrimiento que puede contener disruptores endocrinos.
No uses biberones de plástico. Los de cristal son más seguros -aunque de vez en cuando se te rompa uno.
Evita los juguetes de plástico flexible y con fuerte olor. No dejes que los niños los chupen.

La verdadera solución es RECHAZAR el plástico de usar y tirar

Lo que sabemos basta para que actuemos y reduzcamos la contaminación por plástico que llega a océanos, lagos y ríos. Las autoridades pueden prohibir ciertos tipos de plástico; los ingenieros químicos pueden formular polímeros biodegradables; los consumidores pueden rechazar los plásticos de usar y tirar, y el sector industrial y los Gobiernos pueden invertir en infraestructuras que capten y reciclen estos materiales antes de que lleguen al agua.

Lo que sabemos basta para que actuemos y reduzcamos la contaminación por plástico que llega a océanos, lagos y ríos.

Recuerda:

Muchos plásticos segregan cada vez más tóxicos con el tiempo, el uso y el lavado.

El calor, el microondas y la acidez de la comida o bebida son factores que pueden aumentar la liberación de estos productos tóxicos en la comida o bebida.

¿Son confiables los nuevos plásticos «sin BPA» ?

Desgraciadamente, no. Varios países han prohibido algunos aditivos peligrosos del plástico, como el bisfenol A.

Como respuesta, la industria del plástico ha reemplazado los aditivos prohibidos con otros «alternativos». El problema es que muchos de estos nuevos aditivos o bien tienen efectos desconocidos, o ya existen estudios que indican que pueden ser iguales o peores.

“En base a los conocimientos científicos existentes, es necesario que las comunidades autónomas realicen estudios en muestras representativas de sus poblaciones para conocer la magnitud, características y evolución de la contaminación interna por ftalatos, fenoles y otras substancias químicas ambientales”

Y concienciar a la ciudadanía en torno a los problemas específicos que causan los plásticos en la salud humana, para pedir a los gobiernos y a las empresas que actúen con regulaciones con carácter de urgencia en la crisis de los residuos plásticos,  debido a la abusiva plastificación de los alimentos en toda la cadena de distribución y consumo.

“La ciudadanía está expuesta de forma diaria a una dieta plastificada y no es nada consciente de ello. El plástico que actualmente se utiliza en la distribución, la venta y el transporte de alimentos y bebidas contiene sustancias que están migrando a nuestro cuerpo y afecta directamente a nuestra salud”. Rosa García, directora de Rezero.

Miquel Porta

Estamos ante un problema que no depende de la edad, ni de la profesión, ni del sexo. Es una afectación general.

 

 

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s