¿CUAL ES EL FUTURO QUE LE ESPERA A LA HUMANIDAD? (PARTE II)

El objetivo de esta segunda parte es complementarlo con el tema ¿El Decálogo de la Nueva Era o La Carta de la Tierra?

La siguiente información está obtenida del canal de youtube “Educando con fe y razón”:

Origen estilos de vida Agenda 2030. Carta de la Tierra. La nueva ética mundial. NOM, Aborto. 

Origen de los estilos de vida “progres” de la Agenda 2030: La Carta de la Tierra.

La nueva ética mundial nos dirige hacia el  aborto libre y gratuito y la imposición de la  Ideología de Género. En la Agenda 2030 lo encontramos pero también en la Carta de la Tierra.

Los estilos de vida siempre han ido evolucionando a lo largo de los siglos. Suscitados por el arte, los famosos o la televisión…

La diferencia es que ahora los nuevos estilos de vida se sostienen por el relativismo que admite cualquier cosa.

Su raíz viene de tiempos atrás, pero hoy me detendré en un documento que es la base de la Agenda 2030, de la ética que el Nuevo Orden Mundial está implantando: la Carta de la Tierra.

Los objetivos de la Carta de la Tierra van más allá de lo aparente.

Aparentemente invita al cuidado del planeta y el respeto de todos por el bien común, pero sus objetivos van más allá como veremos en este artículo.

Se busca sensibilizar hacia una responsabilidad dirigida a lograr el bienestar de toda la familia humana. Y como ya he comentado en vídeos anteriores, bienestar significa una vida con las necesidades del placer y la sexualidad libre, entre otras, cubiertas.

¿Qué es la Carta de la Tierra?

La Carta de la Tierra, tal y como sus autores indican, por cierto, muchos masones, es el “Decálogo de la Nueva Era”, la que está programada en la Agenda 2030.

Es una declaración universal, que, con el pretexto de atender a los retos ambientales, tiene, entre sus principios, el que se reconozca el desarrollo sostenible, la igualdad y los derechos humanos.

Lo que viene a decir: menos hijos para disminuir la población y el fomento de los estilos de vida estériles LGTBI que reivindican sus Derechos por encima de los Derechos de los demás.

Antecedentes Carta de la Tierra

Entre los antecedentes de la Carta de la Tierra, destaca Thomas Robert Malthus, que, en su “Ensayo sobre El principio de población” de 1798, impulsó la idea de las consecuencias económicas negativas por el crecimiento ilimitado de la población.

La “Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo” se reunió por primera vez en 1983 alertando de la necesidad de una agenda global para el cambio.

En 1987 publicó el informe “Nuestro Futuro común”, también conocido por “Informe Brundtland”, donde se afirma la necesidad de políticas de sostenibilidad para el crecimiento económico.

En un tono catastrofista indican que “muchas cuestiones de supervivencia están relacionados con un desarrollo desigual (introduciendo aquí el término “igualdad” que más tarde sería la igualdad de género), con “la pobreza” (la cual les interesa mantener en ciertos países para explotarlos) “y con el crecimiento de la población” (por lo que hay que disminuirla).

La Agenda 21- Agenda 2030

En la Cumbre del Río de Janeiro del 1992,  o Cumbre de la Tierra, acordaron unos principios, unos códigos universales de conducta.

Ante el catastrofismo que afirmaban iba a llevar a la tierra a su desaparición, elaboraron la Agenda 21 que debían adoptar todos los países para el 2021. La excusa: salvar al planeta. El objetivo: Los nuevos derechos del “aborto libre y gratuito”, de los nuevos estilos de vida LGTBI, y una única religión a la que rendir culto: la ecología.

Su objetivo a priori es formar una sola humanidad universal, una sola comunidad terrestre. Más fácilmente controlable así por los que quieren erigirse como los dueños del mundo. De ahí que, como sostiene este escrito:

Para lograr una comunidad global sostenible, las naciones del mundo deben renovar su compromiso con las Naciones Unidas, cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales existentes y apoyar la implementación de los principios de la Carta de la Tierra, por medio de un instrumento internacional legalmente vinculante sobre medio ambiente y desarrollo.

La ONU es la que dictamina lo que los países firmantes, han de cumplir sí o sí. Aceptando todas sus “obligaciones” que viene a ser, luchar a favor de la igualdad de género y el aborto libre. Lo que se plasma en la actual Agenda 2030

Pero claro, esto a la sociedad no se le podía plantear así de golpe. Por aquel entonces todavía se tenía respeto a la vida.

Así que, para poder lograr ese fin tan utópico, necesitaban implantar un cambio de mentalidad y de corazón.

La nueva ética universal. La Agenda 2030

Los nuevos valores que hoy vemos, se han ido amasando durante décadas. Mientras masas de personas permanecían durante horas delante de la pantalla tragándose cientos de mensajes subliminales. Su cerebro se fue modelando, conformando un pensamiento acorde al que se le estaba inyectando. ¿Te has preguntado alguna vez quiénes deciden cuándo y qué programas se televisan o qué contenidos se han de tocar?

Soros, por ejemplo, es accionista de la televisión “la Sexta»

Pero ahora es más fácil todavía, las redes sociales ocupan prácticamente todo el tiempo libre (y no tan libre) de niños, adultos y no pocos jubilados.

Conformando esa nueva visión de la vida sin atisbo de moralidad.

De esta manera, numerosas personas, carentes de otros ideales que los que dictan los medios de comunicación, sin capacidad crítica y que repiten como marionetas, admiten lo mismo las relaciones sexuales en críos de 14 años, como que decida hormonándose de por vida, el asesinato de un niño no nacido, y a este paso, el amor consentido con un adulto.

No, no han sido casual estos nuevos valores.

Estamos en la recta final del año 2020 y podemos afirmar, que esa nueva ética la percibimos ya a nuestro alrededor.

¿Acaso la mayoría no cree en la calidad de vida, el poder y el éxito como bien superior?

¿No parece ser que se han cambiado los valores del respeto absoluto a la vida humana, suplantados por la aceptación del aborto?  ¿El tratar a los enfermos y ancianos como seres inútiles e improductivos, al propio cuerpo como un instrumento de placer y las infinitas verdades subjetivas de cada uno?

La realidad es que ni les importa la Tierra, ni las personas que en ella habitamos.

El ansia de poder de los magnates que mueven los hilos del mundo, les ciega e impulsa a elaborar Agendas, como la actual Agenda 2030, para reducir la población del mundo.

Lo cual viene a plasmarse en “ser ecológicamente responsables”, es decir, ser responsables y no tener hijos, o los menos posibles ¿o pensabas que esto iba dirigido al reciclaje principalmente?. En la Carta de la Tierra nos encontramos un lenguaje disfrazado, al igual que en la Agenda 2030. Hay que estar atentos.

Actualmente, nos enfrentamos al neomalthusianismo que promueve políticas para el control y reducción de la población, lo que llamamos salud sexual reproductiva o la “Planificación familiar”. Término procedente del Informe Kissinguer clave para llevar a cabo en la práctica las ideas de Malthus. Y que fácilmente encontramos en los programas educativos, y, que, resumiendo, vienen a ser implantación de los métodos anticonceptivos, aborto y concienciación de la necesidad de evitar embarazos.

La masonería y el aborto como base de la nueva ética mundial en la Agenda 2030

Es por ello por lo que la Carta de la Tierra, indica que hace falta una nueva ética mundial, y no por casualidad, entre los que la elaboraron estaba la Fundación Rockefeller, familia unida a la masonería.  Apoyada a su vez por organismos no gubernamentales como la International Planned Parethood Federation (IPPF)[1] o el grupo de apóstatas Católicas para el Derecho a Decidir[2].

El propio Strong, presidente del Consejo de la Tierra, tenía la intención de que esta Carta se convirtiera en los 10 mandamientos, tal y como nos recuerda el ya fallecido experto en estos temas, Juán C. Sanahuja, y que consideraba este escrito un manifiesto panteísta, instrumento de la reingeniería social anticristiana.

La Carta de la Tierra permanece resguardada en la llamada “Arca de la Esperanza” en similitud con el Arca de la Alianza.

Lugar donde el Pueblo de Israel guardaba las tablas de los 10 mandamientos de Dios.

Esto es lo que supone la Carta de la Tierra, con unos ideales de raíz masónica, muy presentes en las reuniones organizadas a nivel mundial para la salvación del mundo. Donde deliveran los siguientes pasos y se plasman en las agendas como la Agenda 2030.

Y se hará por medio de esta nueva religión: la ecología, la que salvará a la humanidad del propio hombre predador. Borrando cualquier atisbo de los valores cristianos. Despreciando a Dios, el creador de esta tierra, y el único que realmente puede salvar a la humanidad de su autodestrucción.

Origen estilos de vida Agenda 2030. Carta de la Tierra. La nueva ética mundial Aborto. IdG

 

[1]Cuya fundadora Margaret Sanger era una feminista marxista profundamente marxista de ahí a que creara las clínicas abortistas para acabar con los negros e hispanos, con ideas eugenésicas hacia los más pobres. Actualmente esta clínica abortiva es la más potente a nivel mundial.

[2] Defensoras del aborto entre otras ideas contrarias a la Iglesia Católica.

 

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: